Docente Auxiliar Alumno: una experiencia significativa en la voz de una estudiante

daas clase

Julieta Descalzo, estudiante avanzada del Profesorado de Inglés de la FHAyCS, dialogó con Comunicación Institucional para transmitir al conjunto de los estudiantes su experiencia como Docente Auxiliar Alumno (DAA).

Julieta contó que comenzó sus estudios en la Universidad, a los 30 años, a la vez que fue rindiendo materias libres en las mesas de exámenes con el objetivo de ir avanzando en la carrera. Esta condición motivó que la docente titular de Lengua Inglesa I, Graciela Yugdar, la convocara a participar en la cátedra en una función de interacción y de ayuda con el resto de sus compañeros estudiantes. «Esa fue mi primera experiencia, me gustó trabajar con esa docente porque es muy organizada y promueve mucho la solidaridad entre los estudiantes», contó Julieta.

Lo que al principio había sido un trabajo colaborativo de modo informal, en tercer año se transformó en una convocatoria formal por parte de la docente. Entonces Julieta se inscribió al concurso de Docente Auxiliar Alumno, en la convocatoria que el Departamento Concurso de la FHAyCS realiza todos los años; y desde ese lugar hizo el acompañamiento a los estudiantes, experiencia que volverá a repetir el año próximo para la misma cátedra.

«La experiencia no solo me ayudó a mí, también a los chicos que recién salían de la secundaria»

«Mucho tuvo que ver la docente que se interesó en motivar a que los estudiantes se inscribieran, eso es contagioso porque la experiencia no solo me ayudó a mí, también a los chicos que recién salían de la secundaria. Era su primera experiencia universitaria, entonces había un montón de cosas en la que ellos quedaban solos y, al tener un compañero, se sentían mucho más tranquilos para hacer preguntas», detalló Julieta.

Un aspecto distintivo en la relación de los estudiantes con el DAA es la condición de pares que existe entre ambos. «Los chicos se sienten mucho más cómodos haciendo preguntas y sacándose dudas, no solo personalmente sino por WhatsApp, la comunicación es más fluida. En esta cátedra éramos cuatro los DAA y a todos nos pasó lo mismo Muchas veces los estudiantes no se animan a preguntarle al docente, porque no se sienten en confianza, y eso hace que se queden con un montón de dudas», expresó la alumna.

«En esa primera etapa los estudiantes prefieren preguntarle a un compañero»

«Cuanto más avanza la carrera uno se siente con más confianza para poder preguntar, sin sentir que no prestó atención. Pero en esa primera etapa los estudiantes prefieren preguntarle a un compañero, además uno se muestra con apertura, solidaridad y entendimiento de que no hay ninguna pregunta que no sea válida. Y los chicos preguntan de todo, desde cosas específica de la materia, que tal vez no entendieron en clase, y también de como estudiar las materias troncales que tienen mucho contenido y que no hemos visto antes; preguntan sobre contenidos, estrategias de estudio y también por cuestiones más vinculados a lo administrativo como regularidades y condiciones de cursado», explicó Julieta.

Con respecto al espacio que el DAA ocupa dentro de la cátedra, Julieta Descalzo indicó: «Tenemos un espacio específico que la docente nos brinda, me encargo de unas lecturas que tienen que hacer los chicos para ir evaluándolas y siguiéndolos. También me ha invitado a observar clases y a participar de dos jornadas sobre lenguas extranjeras que se hicieron en la Universidad de La Plata y en Gualeguaychú. La profesora nos motiva mucho a adentrarnos a lo que es la labor docente y a formar parte de un proceso de aprendizaje constructivo muy valioso».

«Lo veo como un modo de ingresar a la labor docente que no nos da miedo»

El espacio de DAA significa para los estudiantes una primera aproximación a la actividad docente, como así también un primer paso en la construcción del propio currículum. Julieta se refiere a su experiencia: «Lo veo como un modo de ingresar a la labor docente que no nos choca, que no nos da miedo, como una experiencia muy solidaria y de empatía. Aprendí a planificar, la docente nos acompañó en ese proceso. Es un primer encuentro con la labor docente pero en un espacio de compañerismo y solidaridad, así lo viví».

«En ningún otro lado vas a tener esa oportunidad de aprendizaje»

«Para mí es una experiencia valorable porque nos va acercando hacia lo que es la docencia, como si alguien te fuera llevando de la mano, no es que vas solo a encarar una planificación y a afrontar un aula. Es muy valorable porque en ningún otro lado vas a tener esa oportunidad de aprendizaje», señaló la estudiante.

Cabe destacar que la instancia de auxiliar alumno constituye una oferta académica de la FHAyCS y que para desempeñarse como tal, los estudiantes deben tener aprobada la cátedra a la que se inscriben como aspirantes, además de reunir la condición de alumnos regular. El concurso para Docente Auxiliar Alumno se realiza dos veces al año, y la experiencia concluye con un informe de desempeño por parte del docente en base a una evaluación del cumplimiento del acuerdo didáctico-pedagógico.

:: Comunicación Institucional FHAyCS |UADER

0
0
0
s2sdefault
© 2018 Producción Integral de la Secretaría de Comunicación - Urquiza 732 | 4840286 - Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales

comunicacion@fhaycs.uader.edu.ar