Día Internacional de la Madre Tierra

pex dia de la tierra

Desde el equipo del Proyecto de Extensión «Evaluación de Impacto Ambiental en la Reserva Natural Protegida Escuela Alberdi» desarrollado por las Facultades de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales y de Ciencia y Tecnología de la UADER, nos comparten un texto por el Día Internacional de la Madre Tierra.

Día Internacional de la Madre Tierra*
Cada año, el 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, el mismo se instauró desde el año 1970 a partir de las ideas de un movimiento ambientalista en el cual, unos 20 millones de norteamericanos se manifestaron saliendo a la calle para luchar por un ambiente saludable.

A partir de ese acontecimiento, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconocen que la Tierra y sus ecosistemas son el hogar de la humanidad y de la diversidad biológica, convencidos que si queremos conseguir un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la mayor armonía con la Naturaleza y la Tierra. Es por esto que decidieron designar el 22 de Abril de cada año, como el «Día Internacional de la Madre Tierra».

Motivados por esta iniciativa y considerando fundamental promover acciones que contribuyan a fomentar la conciencia ambiental en todos los ciudadanos es que desde el equipo de PEX «Evaluación de Impacto Ambiental en la Reserva Natural Protegida Escuela Alberdi» desarrollado por las Facultades de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales y de Ciencia y Tecnología de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, junto a otros socios institucionales con los que compartimos esta mirada ambiental, deseamos celebrar este día compartiendo algunas acciones y/o recomendaciones sencillas, que son posibles de implementar desde cada uno de nuestros lugares y roles en estos tiempos de pandemia.

Dentro de ellas podríamos pensar algunas como:
• Aprender a reconocer, cosechar y conservar buenas semillas de especies nativas de nuestra provincia, a través de capacitaciones prácticas con docentes especialistas.

• Conocer cuál es la mejor forma de plantar árboles nativos, conservarlos y cuidarlos (período de crecimiento, distancia de plantación, forma y desarrollo de la copa, época de floración, recolección de frutos, etc).

• Favorecer la instalación de huertas orgánicas familiares, escolares o comunitarias con vegetales de estación, que requieren de cuidados sencillos y/o accesibles.

• Separar los residuos en origen que pueden ser reciclados en todos los ámbitos en que participemos (como ser plástico, cartón, papel y vidrio, entre otros).

• Incorporar conocimientos para comenzar a hacer compost con los residuos orgánicos, que después se puedan agregar en los ciclos de cultivos de distintas especies.

• En épocas de otoño, siempre que podamos juntar las hojas recién caídas de los árboles que estén cerca de nuestra casa, para utilizarla como hojarasca que permita «formar» un abono natural para otros vegetales y para el suelo, ya que aportan muchos nutrientes que se liberan lentamente, permitiendo que las «energías verdes» se reutilicen en el eterno ciclo de la naturaleza que nos rodea y nos enseña siempre.
• Implementar en las acciones cotidianas el uso de las tres R, reducir, reciclar y reutilizar diferentes materiales, como una conducta de aprendizaje compartido, permanente y accesible.

• Enseñar con acciones prácticas y/o directas a los niños/as a apreciar y a cuidar a la naturaleza en todas sus manifestaciones reconociendo la importancia de la biodiversidad, como expresión visible de lo que nos rodea y espera ser conocido.

• Proponerse que siempre que se pueda utilizar transportes que contaminen menos. De ser posible es mejor utilizar la bicicleta para ir a lugares cercanos, y para los más cercanos, hacer el ejercicio de ir caminando, que además nos ayuda en nuestra condición corporal como ejercicio activo hacia la buena salud corporal (gasto de calorías, tonificación muscular, respirar aire fresco, apreciar la naturaleza en los recorridos, escuchar los «ruidos ambientales de la naturaleza», etc).

• Practicar algún deporte en la medida de lo posible en tu barrio o zona cercana, que además te ayuda a tomar consciencia del exterior que te rodea, y a hacer reflexiones u observaciones grupales sobre lo que observamos de la naturaleza.

• Intentar que gradualmente en el hogar, se acuerde la forma de reducir el uso frecuente de distintos productos de limpieza ya que estos cuentan con un buen número de componentes químicos, que terminan en nuestros suelos, arroyos, ríos, provocando una contaminación gradual por acumulación. Pensar entre rodos, que quizás ha llegado el momento de empezar a hacer tus propios productos de limpieza por ejemplo con materiales orgánicos, para los cuales hay disponibles muchas recetas sencillas, que también se pueden compartir con los niños, como conocimiento ampliado con ellos que refuerza su identidad hacia lo ambiental y sus cuidados permanentes.

• Difundir, compartir, debatir de forma responsable, los mensajes de concientización ambiental en tus redes sociales, como forma de colaborar en la conciencia colectiva sobre el cuidado del ambiente.

• Proponerse siempre conocer, leer, e informarse sobre cuestiones ambientales que estén ocurriendo o hayan ocurrido, en nuestra ciudad, provincia, país (tala de árboles en Calle Racedo, estado de nuestros arroyos urbanos en épocas de lluvias, quema de los humedales próximos al Río Paraná, cloacas a cielo abierto en muchos barrios, pozos de agua semisurgentes con contenidos de arsénico de base, contaminación vehicular, estado de mantenimiento del borde costero del Río Paraná, etc).

• Conocer los organismos públicos relacionados con la temática y sus funciones específicas para estar informados y solicitar ayuda en el caso que se necesite o reportar por ejemplo pérdidas de agua en la ciudad, incendios, microbasurales, entre otros, siendo actualmente obligatoria la disponibilidad de acceso público a esta información y a conocer a los funcionarios relacionados a cada organismo. Formar parte activa de las Comisiones Vecinales o Barriales, donde se debaten estas acciones respecto de la comunidad, como parte de ser ciudadanos responsables.

• Ante situaciones o problemas de tipo ambiental que puedan surgir, buscar, relacionarse, consultar, establecer redes individuales o grupales con especialistas que existen para cada temática en particular, en los organismos públicos del área, en las facultades y universidades, empresas de servicios, etc.

Desde el Equipo del PEX estamos convencidos que nuestra Madre Tierra es el hogar de todos, su preservación es tarea de toda la población, creemos que desde cada lugar cualquier acción que implementemos por más pequeña que sea si es responsable puede generar grandes cambios. ¿Vos qué acción ambiental podes sumar o compartir?

Te invitamos a seguirnos en nuestras actividades y compartir siempre tus opiniones en nuestras redes sociales o correo
Facebook: PEX - Reserva Natural Escuela Alberdi
Instagram: https://www.instagram.com/pex.reservaesc.alberdi/
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Foto: el Director del PEX Lic. Alfredo Grimaux y una niña en una salida comunitaria a la Reserva «Alberdi», plantando un árbol de algarrobo, como participación activa sobre este ambiente natural.

*Texto adaptado de: https://www.un.org/es/observances/earth-day

2021 Producción Integral de la Secretaría de Comunicación - Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales

comunicacion@fhaycs.uader.edu.ar